Cobertura en Medios


2.002, Año 2, Número 2.

Juan Chichero: la tradición hecha franquicia
Pocos hubiesen apostado al arroz, leche, vainilla y azúcar como bases para iniciar un negocio. Muchos menos, los hubiesen visto
como una salida a la crisis. Pero, resultan incontables los que ahora se asombran por el “boom” que ha tenido la chicha como modelo de franquicia.

Lorena Pineda - SóloFranquicias.

Alberto Martini y Juan Machado nunca imaginaron que tras haber alcanzado importantes cargos en el mundo de la banca, la crisis financiera los llevaría a conducir una idea que hoy se traduce como una de las franquicias con mayor crecimiento, logrando, en tan sólo 10 meses, establecer 60 puntos de ventas y proyectando cerrar el año con más de 100 carritos en todo el país.

Martini, director de este proyecto, recuerda que todo se inició cuando “buscábamos, en medio de la crisis, algo rentable, que además rescatara una tradición venezolana. No teníamos suficientes fondos para ingresar a una línea de comida rápida, donde se necesita una importante cantidad de dinero y tiempo para ver el retorno de inversión”.

La receta de la chicha sería rescatada de la cocina de la abuela de Machado para convertirse en el producto a comercializar, ajustándolo a los parámetros de profesionalismo, seguridad e higiene.

El concepto no podía fracasar. La siempre querida y sabrosa bebida puede disfrutarse nuevamente en cualquier lugar, bajo excelentes condiciones sanitarias y de servicio. También representa una alternativa para quienes desean tener un negocio propio, con poco riesgo y una mínima inyección de capital.

LLEGÓ LA HORA DE FRANQUICIAR. Con una inversión inicial de 15 millones de bolívares se establecieron los tres primeros carritos, entre octubre, noviembre y diciembre del año pasado. “Comenzar fue bien difícil porque no solicitamos préstamos ni hicimos estudios de mercado”.

Sin embargo, cada punto abierto atraía a más consumidores y personas interesadas en el concepto. Su destino inicial fueron los centros comerciales. La acogida fue tal, que ya a los tres meses iniciaron las conversaciones con Front Consulting, quienes los asesoraron en la conversión a franquicia. Ahora Juan Chichero ha llegado a calles y escuelas, y promete extenderse por todo el territorio venezolano.

En enero de este año, los puntos de venta sumaban ocho, con la incorporación de los primeros tres franquiciados. Pero fue en marzo, con la participación en Expo Franquicias 2001, cuando llegó el impulso definitivo. Juan Chichero resultó la franquicia más económica y visitada durante el evento. “Nos sorprendió la aceptación. Este espaldarazo nos hizo ver amplias perspectivas de nuestra idea; no de la chicha, porque ya estaba inventada, sino del proyecto”, comenta Martini.

PARA SEGUIR CRECIENDO. Consciente de que pese a la aparición de otras seis marcas de chichas, el mercado aún no está saturado y que “la competencia no durará más de dos o cuatro meses”, Juan Chichero se dispone a conquistar nuevos mercados.

La mirada se dirige ahora a los centros educativos. El doble turno escolar y los planes nutritivos le abren la puerta a esta enriquecida bebida. Ya los carritos están presentes en el Colegio Los Arcos y San Ignacio. El éxito en estos puntos permite proyectar que, en lo que resta de año, Juan Chichero se hará presente en 10 escuelas de la zona capital.

También planean traspasar las fronteras metropolitanas. Maracay, Valencia, Barquisimeto, Mérida, Margarita y Maracaibo constituyen las primeras ciudades donde la franquicia iniciará operaciones a partir del primer trimestre del año próximo. Se espera que para el primer semestre de 2002, se encuentren operando 10 carritos por estado.

En el interior del país, se venderán franquicias master territoriales por 60 mil dólares y 100 dólares mensuales de regalías por carrito; funcionarán como centros de producción y distribución.

Ya hay dos experiencias pilotos, en Propatria y Parque Central, donde el carrito deja el pasillo para entrar a formar parte de un local comercial. Se trata de las minitiendas de Juan Chichero, que representa una alternativa para quienes aún tienen espacio disponible en su tienda o para quienes su negocio no marcha bien y deciden compartir o sustituir su actividad original por el carro de chicha.

Próximamente se inaugurarán los puntos de venta en el Aeropuerto Internacional “Simón Bolívar”, terminal de Charallave, Universidad Metropolitana, Ocumare del Tuy y Guarenas. “Nuestros planes son expandirnos lo más que podamos, siempre y cuando estemos creciendo solidificadamente”. Cada semana se entregan dos nuevas franquicias de Juan Chichero.

Indicadores Financieros
Fee de adquisición
Incluye carrito, termos, uniformes y el resto de los implementos.
Bs. 6.500.000,00.
Pasta
Rinde para un cuñete que genera entre Bs. 100.000,00 y Bs. 150.000,00.
Bs. 40.000,00.
Ventas brutas mensualesBs. 4.275.000,00
Margen de ganancia28%
Utilidad mensualBs. 1.197.000,00
Recuperación de la inversión6 meses
Retorno anual sobre inversión251%
Distribución de los ingresos mensualesGanancias 28%
Alquiler del espacio 5%
Chichero 8%
Insumos 17 %
Pasta de la chicha 42%

Inversión en publicidad para el año 2002: 25 millones de bolívares (presencia en radio, televisión, prensa y vallas a partir de enero).

.